23 Ene

Prevención y tratamiento

Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedintumblrmail

La mejor manera de evitar todos los problemas que aparecen asociados a la osteoporosis es la prevención. Lo primero que deberíamos hacer es eliminar, o al menos reducir, los factores de riesgo de osteoporosis. En caso de que esto no sea suficiente hará falta tratamiento médico para disminuir el riesgo de fractura por culpa de tener un hueso débil.

Prevención

  • Ejercicio físico: el ejercicio físico ha demostrado que estimula la formación de hueso. La inmovilización es causa de una rápida disminución de la cantidad y la calidad del hueso. Los ejercicios más recomendados son aquellos que imprimen algo de carga a las caderas y las rodillas, como ocurre cuando caminamos. Es recomendable realizar también ejercicios para fortalecer los músculos abdominales, paravertebrales (los que se sitúan a ambos lados la columna) y de las extremidades.
  • Alimentación: existen dos sustancias fundamentales para mejorar la fortaleza de hueso. Por un lado el calcio, que es el mineral presente en mayor cantidad en nuestros huesos. La otra sustancia esa vitamina D, que es la encargada entre otras cosas de fijar el calcio a nuestros huesos. Se deben por tanto consumir alimentos ricos en calcio en cantidad suficiente. La leche así como los derivados lácteos, son un buen ejemplo de alimentos ricos en calcio y que debes consumir en cantidad suficiente.
  • Alcohol y tabaco: aunque pueda parecer un tópico, el alcohol y el tabaco han demostrado efectos perjudiciales sobre el hueso. Especialmente si has sido diagnosticado de osteoporosis, debes tratar de hacer un esfuerzo para disminuir el consumo de alcohol y abandonar el tabaco, si no quieres agravar la osteoporosis, y que aumente de forma importante el riesgo de que tengas una fractura.

 

Tratamiento

  • Calcio y vitamina D: en caso de que tus aportes diarios con la alimentación de calcio y vitamina D no sean suficientes, deberás tomar suplementos de estas dos sustancias fundamentales para mejorar la fortaleza del hueso. Es recomendable que el aporte de calcio vaya acompañado de vitamina D, salvo que tu médico te indique lo contrario, para así mejorar la llegada y fijación del calcio al hueso.
  • Medicamentos que disminuyen la pérdida de hueso: el hueso de forma natural está constantemente formándose y eliminándose. Existen medicamentos que disminuyen la eliminación natural de hueso, evitando un mayor debilitamiento del hueso del que ya existe por culpa de la osteoporosis. De esta forma predomina la formación de hueso, haciendo que éste sea más fuerte. Los bifosfonatos, son un grupo de medicamentos que actúan de esta manera.
  • Medicamentos que aumentan la formación de hueso: existen medicamentos que aumentan la formación de hueso nuevo, y por tanto mejoran la cantidad y la calidad del hueso. Por ejemplo, los sustitutos de la hormona paratiroidea (hormona que naturalmente se encarga de formar hueso), son un grupo de medicamentos que mejoran mucho la cantidad de hueso, pero tienen el inconveniente de que se deben administrar mediante un pinchazo, lo que hace que se usen en aquellos pacientes con osteoporosis grave. Existen otros grupos medicamentos que se pueden tomar vía oral, y que también mejoran la formación de hueso.
Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedintumblrmail
Facebooktwitteryoutube