Recomendaciones generales miembros inferiores

Todo lo que siempre ha querido saber despues de salir de URGENCIAS

Recomendaciones generales miembros inferiores

24 04 2014 Recomendaciones Generales 1
Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedintumblrmail

RECOMENDACIONES GENERALES TRAS UNA LESIÓN EN LOS MIEMBROS INFERIORES

Para el tratamiento de tu lesión suele ser necesario inmovilizar la extremidad con una férula (media escayola) o con un vendaje de escayola completa.Para que el tiempo durante el que vas a tener inmovilizada la pierna sea lo menos molesto posible tienes que seguir las siguientes recomendaciones:

REDUCE LA INFLAMACIÓN.

  1. Eleva la parte lesionada en la medida de lo posible. Recuerda que el tobillo debe estar al menos a la altura de la rodilla…
  2. Intenta estirar los dedos con fuerza durante unos 5 o 10 segundos, descansa e intenta doblarlos con fuerza otros 5 o 10 segundos. Descansa y vuelve a intentarlo.
  3. Si te han recomendado hielo, envuélvelo en una bolsa de plástico y en un paño, y aplícalo suavemente contra la zona lesionada el tiempo que toleres hasta un máximo de quince minutos. Repite la operación cada dos o tres horas. Puede ser práctica una bolsa de guisantes congelados, o las bolsas de frío que venden en las farmacias u ortopedias, y que se pueden congelar y descongelar todas las veces que quieras.

 

CUIDA TU ESCAYOLA.

  1. Si te han permitido apoyar la escayola, no lo hagas hasta que hayan pasado un par de días, la escayola no está completamente seca hasta pasadas 48 horas. Utiliza un bastón para repartir el peso, aunque la escayola inmoviliza no suele aguantar todo el peso del cuerpo.
  2. Si no te han autorizado a apoyar, no camines con el pie en el suelo, utiliza una muleta o bastón en la mano contraria a la pierna lesionada para cargar el peso del cuerpo.
  3. Mantén la escayola siempre seca. Usa bolsas de plástico o bolsas especiales resistentes al agua mientras realizas la higiene diaria. Nunca debes exponerla directamente al agua ni siquiera con la bolsa puesta.
  4. No puedes introducir polvos de taco, cremas hidratantes ni objetos para rascarte.
  5. No puedes cortar ni recortar los extremos de la escayola. Vigilar la integridad de la escayola y del vendaje.

Si tienes alguna duda en cuanto al tratamiento no dudes en consultarlo, mejor ser precavido que atrevido…

SEÑALES DE  ALARMA

Tras la colocación de una escayola deberás acudir a tu Centro Sanitario en caso de presentar cualquiera de los siguientes signos y síntomas:  

    i.      Dolor continuo que aumenta y que no cede con analgésicos

    ii.      Hinchazón que no cede elevando la extremidad

    iii.      Frialdad, hormigueo y/o coloración azulada de los dedos persistente 

Si tienes que acudir a un centro sanitario lleva siempre el informe y las radiografías que te hayan dado.

 NUNCA INTENTES QUITARTE LA ESCAYOLA POR TI MISMO.

 NO OLVIDES ACUDIR A REVISION SEGÚN LAS INDICACIONES DEL INFORME MEDICO. 

PREVENCIÓN DE LA FORMACIÓN DE TROMBOS.

Si  te han inmovilizado la pierna, lo más probable es que el médico te haya recetado algún medicamento para la prevención de la formación de trombos en las piernas. Esta formación de trombos se debe fundamentalmente a dos causas: la colocación del vendaje o escayola, y el reposo que debes realizar, lo que mantiene los músculos de las piernas parados. Existen distintos medicamentos que tienen como finalidad la prevención la formación de trombos. Actualmente, todos ellos necesitan ser pinchados al paciente. De todas formas, no te asustes puesto que se tratan de inyecciones subcutánea es que se suelen poner en la tripa y que sólo generan una leve molestia. A continuación te damos una serie recomendaciones sobre cómo colocar estas infecciones.

  1. Las inyecciones vienen preparadas con la dosis que te tienes que poner, son de un solo uso.
  2. El sitio más fácil para ponerlas es en la tripa, a ambos lados del ombligo.
  3. Toma un pequeño pellizco de piel a un par de dedos o tres del ombligo, introduce la aguja por completo y empuja el émbolo hasta que pase toda la medicación.
  4. No debes frotarte ni rascarte en la zona de la inyección. Si lo haces es más fácil que te aparezca un hematoma
  5. Debes ir alternando el lado en el que te pinchas cada día.
  6. Salvo que tu médico te indique lo contrario, te debes poner las inyecciones durante todo el tiempo que vas a tener la escayola colocada.
  7. En caso de que te hayan operado, es necesario también que te pongas estas inyecciones aunque no lleves escayola, debido a que vas estar en reposo. El tiempo que te debes poner las inyecciones te lo indicará tu médico.
  8. Existe una excepción. Los pacientes que toman el medicamento llamado Sintrom®, ya están anticoagulados, y por tanto, salvo que tu médico te indique otra cosa, no necesitarás pincharte estas inyecciones.
Facebooktwittergoogle_plusredditlinkedintumblrmail
Facebooktwitteryoutube

 

Un comentario

  1. Almudena dice:

    Gracias! Recientemente he estado buscando informacion sobre este tema y de momento,
    tu pagina ha sido lo mejor que he encontrado, muchas gracias :
    )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *